¡¡Ya no queremos una sociedad más justa, sino una vida mas hermosa!!

¡COMPAÑERO CARLOS GUTIERREZ QUIDULEO EN LA CALLE!

A las 12 hrs. el hermano Carlos Gutierrez Quiduleo, preso por el Caso Security, abandonó el Modulo H Sur de la Cárcel de Alta Seguridad, tras ser condenado en un juicio abreviado a 650 días de pena efectiva.

.A continuación el comunicado del hermano:

“Somos culpables por no tener fortuna” Gabriel Pombo Da Silva.


A las Comunidades Mapuche Autónomas en Resistencia, a los entornos solidarios y a lxs que luchan contra el estado, la cárcel y el capital:

Se me ha ofrecido Juicio Abreviado y lo acepté, esto significa en lo judicial, reconocer los hechos frente a un tribunal del estado. Pero en lo personal, y en esta idea de romper lógicas y subvertir el estado de las cosas que me recorren, es legitimar frente al enemigo el sabotaje, la acción directa y la expropiación como forma radical de resistencia y subsistencia de nuestras vidas y nuestros sueños de libertad y autonomía. Esta decisión es el resultado del enfrentamiento cotidiano de las ideas/convicciones con todo el entramado político-judicial con sus códigos, con sus leyes, con sus putas cárceles y como también utilizar la legalidad del enemigo, para burlarse de sus leyes y romper con los castigos ejemplificadores hacia nuestras ideas, hacia nuestros actos de resistencia a su sistema opresor.

Mis hermanos que recibieron todo el odio del sistema y su estado, van de contención en esta decisión, reafirmando nuestras historias de vida, asumiendo los riesgos y costos de esta acción, que significó que uno de los suyos volviera las calles.

Ciertamente no fue fácil todo esto, porque nuestras decisiones nos marcan, y en este camino hermoso y difícil de resistencia y subversión, sin duda que nos guían. Para escribir estas letras me sumí en nuestros gritos y consignas, en lo que somos, en lo que queremos y para donde vamos. Recurrí a esa resistencia que ofrecía una sociedad mas justa y me acorde de cuando nos llamaban subversivos de una forma despectiva y no pude dejar de comparar eso cuando después nos llamaron descolgados y ahora mismo que nos llaman delincuentes. (Quizás después que título vendrá.) Llegue a hacer una retrospectiva de estos meses de cárcel, me vi triste por mi vida fugitiva perdida, pero digno y apañado. Vi sangre y lágrimas de un bastardo carcelero, jajaja, y me sentí bacan. Sentí esa solidaridad que triza y traspasa muros, y sentí también la distancia inconmensurable que estos causan, y claro, me dio hambre de venganza. Busqué compañerxs, palabras para agradecer ese cariño, ese amor y esa solidaridad incondicional, porque fueron un arma filosa para resistir. Busqué y busqué esas frases sociológicas grandilocuentes para explicar esta decisión, y en esta búsqueda infructuosa la explicación es más bien simple y natural: Decidí ser culpable para seguir siendo culpable.

¡¡Ya no queremos una sociedad más justa, sino una vida mas hermosa!! ¡¡Mientras exista miseria Habrá rebelión!!

Carlos Gutierrez Quiduleo, en la kalle

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s