A través de la palabra abrimos caminos y nos detenemos a mirar-mirarnos…


Corre

Sometidos a una violencia cotidiana;
palabras, gestos, miradas; su presencia o su ausencia.
Ruidos callejeros,
estilos sucios de batalla,
respiraciones abreviadas.
El tipo que se caga de miedo,
no reacciona o sobre reacciona.
Maneras de evadir deliciosas,
compañeros apuñalándose unos a otros por la espalda,
golpeados, arrojados y atropellados.
No hay tiempo que perder, no hay nada que entender.
Sólo queda recibir la lluvia de elementos contundentes
y unas cuantas estocadas,
si tienes suerte algún día podrás devolverlas,
si tienes suerte perderás la memoria,
si tienes suerte te transformarás en parte del golem padeciente,
la eterna tortura y la promesa de la vida eterna

o una insignificante.


Lorena Wenner
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s