LLUVIA DE ESTRELLAS…FUEGO DE VIDA!!!

Las noches del domingo y el lunes (13 y 14 de diciembre), si las nubes no interrumpen destine un rato a mirar el cielo. Verá cómo caen las Gemínidas, una lluvia de meteoros que destaca por ser una de las mejores del año, comparable con las famosas Perseidas de agosto y, a veces, incluso más impresionante.
 Es posible que aparezca una estrella fugaz cada uno o dos minutos Para observar esta lluvia de estrellas no hace falta ningún equipo técnico, solo tener los ojos bien abiertos y un poco de paciencia. Debe esperar al menos 20 minutos a que sus ojos se adapten a la oscuridad. Busque un lugar oscuro que le permita ver el cielo, sin grandes árboles, montañas o edificios en el paisaje y sin el brillo de la contaminación lumínica.(de preferencia el campo, cielo abierto, cerro porteño, valle del elqui, etc)


El nombre de las Gemínidas viene dado porque su radiante, el lugar donde chocan los meteoros con la atmósfera, se localiza en la constelación de Géminis. Pero los meteoros podrán aparecer en cualquier lugar en el cielo. Las partículas pequeñas crean minúsculas rayas muy rápidas. En ocasiones pueden dejar un breve tren de humo que brilla intensamente.

Los pocos meteoros que se puedan ver temprano en la tarde serán más largos e impactantes, y lucirán durante unos segundos cuando pasen a través de la atmósfera superior de la Tierra. Los meteoros de las Gemínidas son creados por pequeños trozos de restos de rocas (en su mayoría del tamaño de granos de arena o guisantes) expulsados no por un cometa, como ocurre con el resto de las lluvias de estrellas, sino por un pequeño asteroide llamado 3200 Faetón, que fue descubierto en 1983, y que se cree es un antiguo cometa extinto. Antes de eso nadie sabía el origen de esta lluvia, reconocida como un fenómeno anual en la década de los 60.

 Faetón es un cuerpo pequeño que realiza un bucle alrededor del Sol cada 1,4 años en una órbita que se acerca a nuestra estrella más que cualquier otro asteroide conocido. Todos los años, a mediados del mes de diciembre, nuestro planeta atraviesa la corriente de escombros que deja la órbita del Faetón. Así se produce la lluvia. Las partículas viajan a 22 millas por segundo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s