El montaje como instrumento de represion……Filtración policial a medios: el caso de Hernán Paredes….

El tratamiento que ha hecho la prensa, a partir de declaraciones y filtraciones de Carabineros, de la detención de Hernán Paredes en Tirua no solamente es digno de análisis, sino también debiera ser motivo de indagaciones por parte de la justicia chilena, toda vez que se observan versiones contradictorias, inverosímiles o derechamente falsas de los hechos por parte de efectivos policiales e incluso autoridades de gobierno que han dado declaraciones a los medios.

Parece del todo razonable que la fiscalía y la defensa interrogue tanto a los carabineros citados por los periodistas, como a los periodistas que cubrieron la noticia sin citar su fuente de información, toda vez que hay una controversia en el modo en que ocurrieron los hechos, y que se observa un acomodo de versiones por parte de Carabineros.
La noticia salió en radio y televisión, pero aquí nos remitiremos solamente a los medios disponibles on-line, para que los lectores puedan verificar y hacerse su propia opinión.
En el portal de 24 horas TVN [1] hay tres noticias sobre el suceso del día 3 de marzo de 2016 en Tirua. Uno de ellos dice que personal del GOPE fue “atacado durante una fiscalización”, que Carabineros habría respondido con escopetas antidisturbios y que Hernán Paredes tendría “perdigones de goma en la espalda”. Además se señala que Paredes “estaría aparentemente relacionado con ataques anteriores”, según información de Carabineros. El mayor Cristian Malinowski dice “los antecedentes que tenemos sería que habría participado en los hechos de ayer” (en referencia al atentado a los 6 camiones el 2 de marzo).

  Otra nota de ese portal el mismo día titula: “Detienen a presunto implicado en ataque incendiario a caravana de camiones”. Se dice que “fue detenido tras enfrentarse con carabineros en un fundo con custodia policial”, y que “sería uno de los encapuchados que habría participado en el ataque incendiario a 6 camiones forestales. Además de otros hechos de violencia en el sur de la Provincia de Arauco”. Se relata que “fue pasadas las cinco de la tarde en un control de rutina de Carabineros cuando advirtieron la presencia de dos camionetas, intentaron fiscalizarlas, pero de inmediato se dieron a la fuga. Se internaron en el bosque, una de ellas quedó atrapada y comenzaron a disparar”.

En la primera noticia se cita como fuente “información de Carabineros”, por lo tanto sería necesario determinar qué funcionario policial fue entrevistado, para aclarar el motivo por el cual se dice que Paredes tendría “perdigones de goma en la espalda” cuando en realidad se ha podido determinar que tiene perdigones de acero. Se trata de un detalle no menor puesto que las escopetas antidisturbios están autorizadas para disparar perdigones de goma. Luego el mayor Malinowski dice que “tiene perdigones de caza, tanto en la parte delantera como posterior” lo que al ver las fotos se ve que es falso, sin embargo es una versión que haría más creíble el supuesto enfrentamiento. Paredes sólo tiene perdigones de acero por detrás.
Sobre la segunda nota, es fundamental que se interrogara al periodista para que revelara su fuente, toda vez que la comunidad María Colipi ha difundido fotos en las que aparece claramente la camioneta en cuestión estacionada en la sede comunitaria y rodeada de vehículos blindados, por lo que la versión de una fuga, internación en el bosque y disparos luego de quedar atrapados quedaría desestimada.

El día siguiente en el mismo portal el intendente (s) Enrique Inostroza dice que a Paredes “se le vincula con el ataque a la caravana de camiones. Pero hasta ahora no hay pruebas concretas que confirmen su participación”. ¿Qué tipo de vinculación sería entonces? ¿No sería  más bien una excusa de Carabineros para desviar su atención por su actuar? Y ¿por qué tanta contradicción entre lo dicho al principio, que la camioneta escapó internándose en el bosque, y las fotos que muestran la camioneta estacionada en una sede comunitaria?
También sería necesario interrogar a Salvador Scwartzmann, periodista de Radio BíoBío asiduo a las filtraciones policiales en la VIII Región, quien en su cuenta de twitter con más de 67 mil seguidores publicó las siguientes informaciones:
  • 3 de marzo: “Joselyn Llarileo Ramírez y Hernán Benjamín Paredes, ambos de Tirua son los detenidos. El con balines de goma en la espalda, ella contusa”[2].
  • 3 de marzo: “Hernán Paredes era buscado por 7 delitos en Tirua. Se le consideraba peligroso y se sabía que siempre estaba armado”[3].
  • 4 de marzo: “En hospital de Curanilahue formalizan a Hernán Paredes, herido al ser detenido ayer en Tirua por quemar seis camiones y otros delitos”[4].
Es fundamental poder determinar quién es la fuente de la información de que a Hernán Paredes se le habría estado buscando por 7 delitos en Tirua, y que además se le consideraba peligroso y que se sabía que siempre estaba armado, pues en un pueblo chico como Tirua, Paredes es conocido de todos, y se le podía ver habitualmente pasearse en su vehículo por los villorrios de Quidico, Tranaquepe y San Ramón. Incluso ocupaba su vehículo para hacer fletes desde las comunidades a esas localidades, por lo que fácilmente podría haber sido detenido si se le hubiese “estado buscando por 7 delitos”.
Más aún, hace poco había sido controlado por carabineros, quienes amistosamente lo dejaron ir a pesar de no tener licencia, con el motivo de que estaba haciendo un flete al consultorio. Participó de la marcha mapuche en Cañete hace pocas semanas, donde fue fotografiado delante de la marcha encabezándola. Por último, para decir que a una persona se le está buscando por 7 delitos, es necesario que haya alguna orden de detención en su contra, cosa que no es efectiva. Hernán no quedó formalizado por ningún delito anterior al día 3 de marzo. ¿No será esa afirmación de que “se le consideraba peligroso y se sabía que siempre estaba armado” un modo de justificar un montaje?
El portal AraucoTV [5] el día viernes 4 de marzo publicó que “mientras personal del GOPE de Carabineros en conjunto con uniformados de la subprefectura de Tirua patrullaban en el sector de CuraQuidico, con el objeto de cumplir una de las tres rondas periódicas de protección en el fundo de propiedad de Harald Wagemann, sorprendieron durante una fiscalización vehicular a dos automóviles particulares a un hombre que al ser consultado por los uniformes sobre las causas de su presencia en el lugar procedió a disparar la escopeta que tenía en su poder en contra de los uniformados.
Personal en servicio repelió el ataque haciendo uso de sus escopetas anti disturbios que finalmente hirieron al sujeto identificado como Hernán Paredes Puen, quien logró más tarde ser reducido por Carabinero, quienes lo detuvieron y trasladaron hasta el hospital de Curanilahue, debido a la inestabilidad de sus lesiones tras haber recibido impactos de perdigones de caza en su cuerpo, según detalló el Mayor de Carabineros de la prefectura de Cañete, Cristian Malinowski”.
Se hace necesario pues citar a declarar al Mayor Malinowski sobre cuál sería el motivo por el que los uniformados le preguntaron al hombre qué hacía ahí, ya que se ha constatado que el lugar del suceso fue la sede comunitaria y no el fundo. El relato no cuadra con la realidad pues el fundo de Harald Wagemann queda aproximadamente 3 kilómetros al poniente de la sede comunitaria. Los Carabineros se internaron en la comunidad, desde el camino público por el cual se accede al fundo, 3 kilómetros más hacia el oriente para llegar hasta la sede comunitaria.
Si ellos estaban cumpliendo una ronda de protección a ese fundo, entonces ellos son los que tienen que dar explicaciones de qué hacen 3 kilómetros más al oriente. No es creíble que Carabineros pidiera explicaciones a Paredes por estar ahí, junto a muchas personas, afuera de una sede comunitaria. Dice además que “la segunda persona detenida fue identificada como Jocelyn Yevilao Maril, quien habría ido en calidad de piloto de uno de los dos vehículos sorprendidos en el fundo de Wagemann, según señaló Carabineros, quienes agregaron que el otro vehículo logró darse a la fuga sin que hasta ahora se tenga algún antecedente de su paradero”. Al respecto la foto difundida por la comunidad muestra la camioneta en cuestión estacionada en la sede comunitaria y rodeada de los vehículos policiales.
También el Mayor Malinowski declara que “uno de los imputados tendría algún grado de participación” en la quema de camiones de dos días atrás.
El diario El Mercurio [6], según se puede ver on-line, declara que “esto ocurrió a las 17:10 horas en un predio con protección policial, hasta donde llegaron los funcionarios a fiscalizar dos vehículos que estaban en su interior. Desde uno de ellos, el hombre arrestado habría disparado contra un vehículo blindado, según Carabineros”. Firman el artículo los periodistas N. Gutiérrez y F. Álvarez.
Radio Cooperativa [7] dice  el 5 de marzo que “los hechos se produjeron, según la fiscalía, cuando la pareja fue controlada en momentos en que se dirigía a bordo de una camioneta al Fundo Wagemann”. Es decir ya no se encontraban en el fundo, sino que se dirigían a él. Pero ¿cómo podría el fiscal saber que se dirigían a ese fundo si la camioneta, como se ve en la foto, está estacionada en la sede comunitaria?
Radio BioBio [8] el jueves 3 de marzo titula “Carabineros captura en Tirua a 2 sospechosos de perpetrar ataques incendiarios”. Se dice que “uno de ellos tendría directa relación con la ejecución del ataque incendiario contra seis camiones ocurrido en Tirua, además de otros atentados en la zona sur de la Provincia de Arauco”. Se relata, sin citar la fuente, que “las detenciones se produjeron pasadas las 17:00 horas al interior de un fundo del sector CuraQuidico, propiedad de Harald Wagemann, y se indicó que ambas personas, un hombre y una mujer, portaban armas de fuego”.
Se indica que “en ese sector, personal policial fiscalizó dos vehículos que se encontraban en el lugar. De forma sorpresiva, uno de los detenidos disparó con una escopeta al personal de Carabineros, sin que ningún funcionario resultara herido”. Además se cita al gobernador de Arauco Humberto Toro, quien dice que “el hombre detenido era buscado desde hace un tiempo por Carabineros por ser sospechoso de participar en varios atentados”, sin especificarlos.
También el portal soychile.cl el 4 de marzo señala que el hecho ocurrió “al interior de un fundo del sector CuraQuidico”[9].
El diario La Tercera indica que el hecho ocurrió cuando “personal del GOPE de La Araucanía se encontraba patrullando el fundo Wagemann, sector de CuraQuidico, que cuenta con una medida de protección por hechos de violencia”. El medio cita como fuente de información al prefecto de Carabineros de Arauco, coronel Jorge Salas.
Dados los antecedentes entregados a la prensa por carabineros, la fiscalía y el gobernador, surgen las siguientes preguntas:
  • El hecho ¿fue al interior de un fundo con resguardo policial o fue cuando los detenidos se dirigían al fundo? En ese segundo caso ¿cómo se sabe que se dirigían al fundo? ¿O más bien fue en la sede comunitaria, a 3 kilómetros del fundo, y con el vehículo estacionado, como se indica en la foto y señalan varios testigos?
  • ¿Cuál es el motivo por el que Carabineros llega al lugar? Si estaba cumpliendo una ronda al fundo ¿Por qué se le pudo fotografiar 3 kilómetros más al oriente, en la sede comunitaria? ¿Por qué se señala también que fue un control de rutina a los vehículos? ¿Por qué Carabineros se acerca a las personas en la sede a preguntarles qué hacen ahí?
  • ¿Por qué Paredes tiene perdigones de acero en la espalda, el traste, la nuca, el cuello, y a lo largo de sus extremidades, todo por detrás? ¿Por qué se dijo que tenía perdigones por delante? ¿Por qué se dijo que eran balines de goma? Dada la cantidad de perdigones de acero ¿cuántos escopetazos se le pegó? Dado que hay otros 3 comuneros que tienen perdigones por la espalda (de acero y de goma), según constató el Instituto Nacional de Derechos Humanos ¿no es acaso que Carabineros dispararon a personas que estaban arrancando?
  • Si se le estaba buscando por otros delitos ¿existía una orden de detención en su contra? ¿por qué no fue formalizado por otros delitos? ¿Se le encontró por casualidad allí, dado que Carabineros se encontraba realizando un operativo por otros motivos, todavía no aclarados? Los canales de televisión, siguiendo las declaraciones de Carabineros y del Gobierno, dieron la noticia de su detención mostrando la imagen de los camiones quemados, siendo que hasta ahora la única vinculación es que ambos hechos ocurrieron en la comuna de Tirua.
Hernán Paredes, al ser visitado en el hospital de Cañete, declara haber visto que un funcionario del GOPE le entrega cartuchos de escopeta percutados a otro que lo está trajinando a él mientras le dice “¿qué tenís ahí, qué tenís ahí?” ¿No serán los mismos cartuchos que se dispararon a Paredes, que según ya vimos, tiene perdigones de acero en el cuerpo y no balines de goma como dice una versión de Carabineros?.
También Paredes dice que el Gobernador Toro lo fue a ver al hospital y le dijo que Carabineros no tenía nada que hacer en el fundo de Wayemann, puesto que no tiene protección policial, por haber sido ya comprado por la CONADI. Esto se contradice con la información dada por Carabineros, aunque las distintas versiones en medios sobre lo supuestamente dicho por Carabineros son contradictorias al respecto.
Transcribimos aquí el comunicado de la Comunidad María Colipi relatando los hechos.
La Comunidad María Colipi Viuda de Maril, de la Comuna de Tirua, denuncia:
Hoy 3 de Marzo de 2016, aproximadamente entre las 16:30 y las 17:00 horas, dos vehículos blindados de Carabineros hicieron ingreso a nuestra comunidad y llegaron a nuestra sede comunitaria, entregada por la misma Conadi, donde había algunos miembros de la comunidad reunidos.
Sin mediar provocación alguna de parte de la comunidad, los carabineros se bajaron de los vehículos blindados y se pusieron a disparar a las personas, habiendo mujeres y niños en el lugar, pues el furgón escolar estaba ahí mismo con niños a bordo.
A continuación llevaron detenidos a dos miembros de la comunidad: Jocelyn Fernanda Yevilao Maril, de 24 años, madre de dos niñas de 9 y 3 años; y Hernán Paredes Puen, de38 años, padre de dos niños de 11 y 8 años, quien además fue baleado por carabineros con perdigones.
No sabemos el motivo del ataque ni de la detención de nuestros comuneros. Hemos leído en Internet que fueron detenidos en un fundo que tenía protección policial, pero eso no es verdad, y tenemos testigos de que las personas se encontraban sin hacer nada en la sede de la comunidad. No hay ningún fundo cerca de ese lugar.
Como comunidad denunciamos y pedimos:
  • Al Instituto Nacional de Derechos Humanos que se haga presente en la comunidad para ver el lugar de los hechos, conversar con las víctimas y los testigos, y poner un recurso de amparo por el ataque de Carabineros y la detención ilegal. Además una demanda a Carabineros por el delito de homicidio frustrado contra nuestros comuneros.
  • Al Juzgado de Garantía de Cañete, a declarar ilegal la detención, puesto que los comuneros se encontraban dentro de la comunidad.
  • A la fiscalía de Cañete, a imputar por homicidio frustrado a los Carabineros de Chile que dispararon sin motivo a nuestros comuneros.
  • Al Pueblo Nación Mapuche, a todas las comunidades mapuche de Arauco, a acompañarnos mañana al Tribunal de Cañete y exigir justicia al Estado de Chile.
Comunidad María Colipi Viuda de Maril
Notas:
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s