No más AFP. De la lucha por los derechos sociales a la crítica de la ideología del trabajo.

        El sistema político-económico sobre el que reposan la totalidad de los derechos sociales parece entrar en una etapa de decadencia y falta de legitimidad que no sólo se refleja en las multitudinarias marcha por educación gratuita o en contra del sistema de administradoras de fondos de pensiones (AFP), sino que también se expresa en el descrédito total en el que han caído las instituciones republicanas, sus representantes y aquellas grandes coaliciones políticas que, hasta el día de hoy, dirigen, amasan y acumulan la producción del trabajo colectivo.

            Al igual que el domingo 24 de julio recién pasado, el día de hoy 21 de agosto, alrededor de 50 ciudades a lo largo de todo el país salieron de sus casas para manifestar su repudio contra el sistema administrador de fondos de pensiones que, como tantas otras herencias que nos legó la dictadura, empobrecen y denigran la vida ante la insaciable voracidad del sistema neoliberal.

            Carabineros estimó la convocatoria en 80 mil personas, lo que a todas luces es ridículo frente a los 600 mil manifestantes que calcularon los organizadores, cifra que se acrecienta si dejamos de lado el centralismo y sumamos los demás territorios del país, alcanzado el millon y ½ de personas. En Santiago la masa, diversa, colorida y –hay que hacerlo notar- más bien en una actitud “festiva” que “combativa”, avanzó desde Plaza Baquedano hasta el Metro República.

            ¿Y cómo esto no paso antes?, es la pregunta que nos surge a la hora de pensar en las paupérrimas condiciones de jubilación de los/las trabajadores/as. Muchas de las pensiones no alcanzan a ser ni siquiera la tercera parte de lo que se recibe como sueldo en edad “productiva”. Según datos entregados por la página de la coordinadora NO MÁS AFP en promedio las pensiones de los trabajadores cotizantes activos alcanzan un 38% de los ingresos que obtenían en su vida activa, y el caso de las mujeres –otra vez- es el más dramático, pues las pensiones sólo alcanzarán en promedio a un 28% de los ingresos que recibían en su vida laboral.

mujeres afp

            Para la totalidad de los países desarrollados y en casi la totalidad de los países afiliados a la OCDE, existen sistemas públicos de pensiones, cuyas jubilaciones alcanzan a un promedio del 70% de los ingresos obtenidos durante la etapa laboral y los sistemas privados de pensiones son complementarios al público y en ningún caso lo sustituyen, como en el caso chileno, dónde el único sistema al cual tienen opción de afiliarse los trabajadores(as) son las AFP´S.

            Pero el problema no se acaba ahí, ya que no son sólo las miserables pensiones el robo más descarado sino que la profundización en torno a la concentración del capital lo que resulta casi tan molesto como las jubilaciones, ya que las afp’s son bancos encubiertos de los empresarios más ricos de nuestro país en conjunto con algunas transnacionales, quienes utilizan los fondos previsionales para que estos puedan expandir sus inversiones y concentrar aún más el capital constituyendo verdaderos monopolios en diversos sectores económicos.

            Cuando se ideó el actual fondo de pensiones se pensó su regulación bajo la misma premisa con que se justificó el nacimiento de los colegios subvencionados. El mercado sería quien regularía a través de la competencia a estas instituciones quienes se pelearían por brindar las mejores pensiones y servicios a los ciudadanos. Situación que a la luz que nos arrojan los hechos es completamente falsa, ya que si bien al principio se gestaron más de 20 empresas de este tipo, en la actualidad sólo existen 6, entre las que no se puede hallar ningún tipo de diferencia sustancial entre una y otra.

            Dentro de este mismo juego, es que podemos entender el rol que cumple la Superintendencia de Pensiones, organismo fiscalizador de carácter público (ex superintendencia de AFPS) en donde casi todos los superintendentes, luego de terminar sus funciones se han ido a trabajar directamente o indirectamente a esta lucrativas empresas.

            Frente a esta realidad es que la seguridad social se ha constituido en un lucrativo negocio dentro del cual se legitimó un sistema privado de pensiones asociado a grupos económicos sin ningún otro tipo de alternativa.

            De este modo las AFP,  empresas con fines de lucro, han mantenido a los chilenos prisioneros por décadas en un sistema de ahorro forzoso, amparados por la élite política y económica de nuestro país, que ha legitimado este sistema a través de distintas reformas, como la creación de los multifondos en tiempos de Lagos, y la ampliación de los límites de inversión en el extranjero durante el primer gobierno de Bachelet.

            Lo cierto, es que con más o menos niveles de conciencia política, ese desmembrado cuerpo identitario que compone a la clase de trabajadores/as de esta región de mundo ha comenzado a mostrar una continuidad que parece no recogerse ante los cambios de gobierno y permanecer en algún lugar expresando su inconformidad con el sistema actual. A su vez, sería importante que una reivindicación tan economicista como la que actualmente se encuentra en el centro de la coyuntura nacional, pueda tomar ribetes de lucha política en donde nos cuestionemos la configuración territorial en torno a los estado naciones, la propiedad privada y la estructura del trabajo, para generar así una atmósfera de transformaciones irreversible que desemboque en un tiempo y espacio que por ahora sólo conocemos al interior de pequeñas experiencias locales, narraciones históricas o ficción literaria.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s