Población La Bandera, la lucha es continua

la-bandera-1

Los carnavales parecen ser la manifestación más concreta de nuestra época por rearticular el tejido social y el discurso popular. Un intento, que no se cansa de ir cada fin de semana a diversos territorios del gran Santiago, para narrar nuestra historia a tráves de un sin fin de comparsas, batucadas, raperos y muralistas. Expresiones que son  el reflejo del espíritu y carácter de un pueblo, que a pesar de su evidente derrota, festeja alegre y desbordamente haber nacido.

            Este sábado 10 de diciembre fue el turno de la población La Bandera, bajo el lema “CON LA FUERZA DE LOS TERRITORIOS, CONSTRUIMOS COMUNIDAD ORGANIZADA”, se levantó una actividad que asombraba por su calidad técnica, convocatoria y participación comunitaria. Con un montaje que nada tenía que envidiarle a los recursos de los que pueden echar mano instituciones como el municipio u otros partidos políticos tradicionales, las vecinas y vecinos del sector se dieron cita en la intersección de las calles Alpatacal con Ismael Tocornal, lugar en el cual se reunió el canto, el baile, la memoria y la esperanza.

la-bandera-2

            La historia de esta emblemática población ubicada en la comuna de San Ramón, se inicia en el periodo más álgido de la lucha de clases en Chile. Según el relato de las/os protagonistas, el día 26 de Enero de 1969, “después de una amplia labor vecinal, con los sin casas, los jóvenes y la consolidación de las celulas del Mir por todo San Miguel, nos lanzamos a la Toma en el Fundo La Bandera. Se trataba de unos terrenos no habitados ni en planes de construcción. Ahora la idea era superar con creces lo que habíamos experimentado y producir una experiencia que llevara a una victoria de los Sin Casas de manera contundente, de tal manera que cada mirista asumiría una infinidad de misiones y responsabilidades que habíamos definido de antemano. Con esta organización y con la consigna de Casa o Muerte a las 3 de la madrugada del 26 de Enero nos lanzamos a ocupar los terrenos. Inicialmente no pasabamos de las 300 Familias pero que en pocas horas nos triplicamos, ampliamos la toma, embanderamos la zona y los terrenos quedaron bajo nuestro control. Se entregó un pedazo de tierra de cuatro o cinco metros cuadrados por familia, donde iniciaron la construcción de su mediagua o carpa”.[1]  

chalins

            Estos relatos, hablan de la relevancia que ha tenido este lugar y de cómo ha sido testigo de importantes y simbólicos acontecimientos de la historia reciente. Voces que aún se escuchan actuales en las esquinas de esta y otras poblaciones, y que toman vida a la hora de pensar el mundo de nuevo.

la-banderaaaa

            El sentido de estas conmemoraciones y carnavales, alcanza resonancia en el trabajo cotidiano de las organizaciones territoriales que se alzan en el sector. Sus talleres y actividades son el símbolo inequívoco de nuestra permanencia en la historia. Ayer, disputando un lugar para habitar, hoy, luchando por la educación, los fondos de pensiones o el transporte. Mañana…

[1]Extraído de http://www.rebelion.org/noticia.php?id=11483

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s